Tres esquinas

50430002

Leí ayer, creo que en el hermoso artículo de Phillip Lopate sobre el cine-ensayo, que hay tres maneras de componer una película: escribir el guion primero, y luego salir a filmar; ir escribiendo un poco y filmando un poco, viendo por dónde la lleva a una el camino, y filmar todo y después escribir, tratando de encontrarle un sentido a esas imágenes. Esa última opción, claro, es la de Marker. También es la mía, no solo con el vídeo, también con la escritura, y sobre todo con la escritura que tiene que ver con fotografía. Parece contradictorio, pero hay una intimidad que se crea cuando algo ya está lejos, cuando lo que se ha fotografiado ya no se puede alcanzar pero ahí está, diciéndote que estuviste delante, o dentro, o ahí. Quizá confundo intimidad con nostalgia. Pero algo me dice que por ahí son lo mismo.

Este era mi barrio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s