Fenómeno migratorio, es la respuesta, pero eso no impide que me pregunte cómo puede ser que el sonido del afilador sea el mismo aquí en Almagro y en Basauri. Allí nunca vi de dónde venía esa música, nunca vi a este hombre vestido de negro y gesto paciente y cansado que empuja el carrito en el frío, y a veces entra en un bar, como ahora, y pregunta, y sin embargo sé que es el mismo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s