En tres días en Nueva York, una puede hablar de bertsolaritza con Edward Hirsch, almorzar con Melcion Mateu y Ernest Farrés, olerkilaritzaz mintzatu Bernardo Atxagagaz, quedarse encerrada en el metro, durante tres horas, con Raúl Zurita y Valerie Mejer y terminar corriendo este post porque llega tarde a escuchar a Ariel Dorfman.
No que a mí me haya pasado, claro.
Anuncios

2 pensamientos en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s