Esas cosas que los padres se inventan para que te acabes la comida.

Supongo que de pequeña me costaba terminarme los vasos de agua (y de zumo, creo que esto empezó con el zumo), así que la regla era clara: cuando terminaba de beber, tenía que besar el culo del vaso. Imagínate las competiciones entre mi hermana y yo para ver quién terminaba antes. Tal vez entonces fue un buen método, pero el caso es que hoy sigo dejándome las tazas de té a medio acabar.

Después, sales al mundo y te das cuenta de que la gente bebe agua con la sopa, y de que nunca nadie ha comido fuagrás con queso. Y ya no sabes a qué aferrarte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s