(más autoplagio)

El primer gesto es ver la luz. Antes también debía de existir, pero los ojos no sabían aún discernir los contornos elevados de las cosas. Poco a poco se puede seguir su trayectoria, ver cómo cae sobre los rostros para desvelar su condición material. Hasta que, en un momento preciso, la corporeidad de lo claro es tan absoluta que se diría táctil. Pero es una percepción efímera; los ojos, de la misma manera que aprenden a verla, se acostumbran al relieve de la imagen. Así, la primera fotografía tiene algo que nunca alcanzarán las posteriores, por más que mejore el encuadre o que la composición sea más meditada, más precisa tal vez. La primera lleva impresa esa sacudida que empuja a sacar la cámara, calcular el tiempo, la apertura, enfocar. El resto de los disparos son reproducciones mecánicas, meros intentos de capturar lo que se ha visto, pero ya no está.

Photos
y graphe. Escribir con luz.

Lanzarote
Anuncios

2 pensamientos en “(más autoplagio)

  1. ahora que me he aficionado tanto a la fotografía, he experimentado eso que dices: la primera foto es la única en la que uno logra "robar" algo de esa belleza que descubre de pronto. lo de después sólo son intentos.. porque lo que vimos ya no está.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s