El enemigo judeo-masónico en la propaganda franquista (1936-1945).

Aunque en la España de los primeros años del franquismo apenas había judíos ni masones, la propaganda del régimen quiso presentarlos como dos fuerzas estrechamente ligadas que conspiraban sin descanso contra los intereses patrios. Cabe preguntarse por qué dos grupos tan minoritarios y tan diferentes fueron considerados conjuntamente por la propaganda oficial como el gran enemigo judeo-masónico a combatir. ¿Qué beneficio se obtenía? ¿Qué había tras ese rival imaginario?

Acaba de salir publicado en la editorial Marcial Pons, y doy fe de que es un libro excelente y que saca a la luz algunas tramas propagandísticas y de censura del franquismo que no se conocían hasta ahora. Y, por si fuera poco, el autor es Javier Domínguez Arribas, gran historiador, mejor amigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s