Yo ya la conocía. De antes, de después, no sé muy bien. A veces, si la miro a los ojos, me veo reflejada, pero mucho más clara. Ayer recomenzó todo con los 33. Es uno de esos casos raros en los que alguien empieza la vida sabiendo. Así que, apenas nacida, nos llevó al río y, en un gesto firme, sin excesos, se liberó de la carga. Cuesta pensar que pueda ser aún más liviana. Un orgullo, ser parte de esa tribu.

“Hoy cumplo la edad de la resurrección y del viaje en paracaídas
(del inicio del viaje en paracaídas)

y siento la fuerza de este año golpeándome el pecho.
Golpea desde dentro pidiendo salir.

y se mezclan las emociones, las preguntas, las memorias y los afectos.
Por ahora sólo intuyo que me he construido firme,
que aguanto mucho, que vivo y que quiero vivir
como si enterrara la cabeza en una almohada, en un melón,
en una novela, en un pecho o una espalda
y para eso me aliviano y dejo lo que ya no me sirve:
Que el anillo caiga al agua y que el agua se lleve estos años.
No lo memorable, sino el peso, lo que no me dejaba caminar.

(Gracias a la tribu por estar conmigo… a pesar del frío).”
Anuncios

2 pensamientos en “

  1. de blog en blog derivé en tus fotos…me dije: conozco esta chica..(tus dos apellidos comienzan con "C" ?)no puedo estar errado..te ví una sola vez en el cceba, nos presentaron y ya. pero desde aquel día siempre soñe con volverte a cruzar…no temas no soy un psycho-killer. algunas veces tres segundos bastan para quedar obnubilado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s