Tengo los poemas desperdigados en archivos diferentes. Muchos los tengo duplicados, triplicados en varios documentos, porque si escribir es hablarse a una misma, no creo que yo pudiera hacerlo de una manera ordenada. Hay un poema que si tuviera título se llamaría No. Ahora no me gusta especialmente, pero cuando lo escribí, y un tiempito después, significó, en mí, muchas cosas, y todas ellas hermosas. No fáciles ni agradables, pero sí profundas y hermosas. Es un poema que tiene bastante que ver en que yo esté aquí ahora.
Creo que desde que lo escribí, no lo he podido volver a abrir sin que word se me cuelgue. Alguna vez conseguí tener el archivo abierto el tiempo suficiente para poder hacer un cortar y pegar y guardarlo en otro archivo. Pero no hay manera, esos archivos tampoco se pueden volver a abrir.
(El pobre no sabe que lo tengo manuscrito).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s