Antropología barata

Cosas bien argentas de las elecciones.

– La veda electoral. O sea, que 48 horas antes de las elecciones no se pueden publicar resultados de encuestas, ni hacer mítines, ni realizar cualquier comentario sobre los candidatos. El viernes, en la radio, no sabían muy bien de qué hablar. Y, 48 horas antes y hasta 3 horas después de que se cierren los colegios electorales, no se pueden vender bebidas alcohólicas. Y la noche anterior, ni espectáculos ni boliches. El sábado por la noche, Buenos Aires estaba cerrado.

– Las listas. En las listas sale el nombre, el apellido, el DNI… y la profesión del votante. Las listas están divididas por colores. Rosas para las mujeres, azules para los hombres. Documento gráfico prueba.

– Las mesas de votación. Se hace cola, se presenta el DNI, lo verifican tres veces y le dan a uno un sobre firmado por las autoridades de la mesa. Se entra en el cuarto oscuro, solo, y se elige una papeleta (o no) que se mete en el sobre. Al salir, urna. Así que, mientras que en España en cada sala de los colegios hay una mesa electoral, en Argentina las mesas están en el pasillo y las salas se usan como cuarto oscuro al que es obligatorio entrar. Y sí, también están separadas en masculinas y femeninas.

– El sentimiento de domingo de fiesta y de ropa limpia creo que es el mismo aquí y en el otro lado. Al menos el mío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s