Papeles inesperados

En Argentina, el libro con los textos inéditos de Cortázar salió a la luz durante la Feria del libro de Buenos Aires. Por una vez, el lado de allá se convierte en el de acá y hemos sido los primeros en poder leer los “papeles” que tanto habíamos esperado. Hojear este libro es como tener un tesorito cuyas monedas una no se quiere gastar. Cada página es Cortázar de nuevo, y me lleva directamente a leerlo por primera vez, a descubrir esa capacidad de sorprender y de enganchar y de decirlo todo con un golpe de luz.
Así que, como adelanto y para dar un poco de envidia, tengo que reconocerlo, ahí van algunas moneditas…

Lucas, sus descubrimientos azarosos

Hélène Cixous me enseña que azar viene de az-zahr, dado o juego de dados en árabe (siglo XII). Así, un coup de dés jamais ne abolira le hasard regresa a sí mismo, los dados no abolirán los dados, el azar no puede nada contra el azar
el azar es más fuerte que sí mismo
hasarder, es decir osar ( por qué no, entonces, hazar): el azar se vuelve activo, se mueve a sí mismo desde su propia terrible fuerza,
no puede impedirse, se propulsa, hazar es osar por sí mismo y desde sí mismo, sin poder abolirse, y como toute pensée emet un coup de dés, todo pensar haza, propulsa lo pensado inaboliblemnet, fénix.
Resumen provisional de la dinámica humana: soy, ergo hazo,
y hazo porque soy,
y sólo soy hazando.

******

Mi sufrimiento doblado…

Y también no estar triste,
no crecer con las fuentes, no doblarse en los sauces,
Ancha es la luz para dos ojos, y el dolor danza
en los pechos que aceptan sin flaqueza sus fríos escarpines.
Y no decirte ni lejana ni perdida
para no darle razón al mar que te retiene,
Y elogiarte en la más perfecta soledad
a la hora en que tu nombre es la primera lumbre de mi ventana

Benditos sean mis ojos
porque tan alto miraron.

******

Acerca de Rayuela

[…]
Diez años después, mientras yo me distancio poco a poco de Rayuela, infinidad de muchachos aparentemente llamados a estar lejos de ella se acercan a la tiza de sus casillas y lanzan el tejo en dirección al Cielo. A ese cielo, y eso es lo que nos une, ellos y yo le llamamos revolución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s