España y olé

En unos veinte minutos tengo que hablar en la radio sobre tradiciones españolas. Que es algo así como hablar de la literatura en castellano o de las verduras europeas, pero con el agravante de lo políticamente correcto. “Algo parecido al mate, las empanadas y el asado en Argentina”. ¿Y de qué hablo? ¿del carajillo, las tapas y la paella? Es raro verse interpelada en esta globalidad, porque una se da cuenta de que absorbe todo lo que puede de fuera, pero no es una gran conocedora de lo que le ha venido puesto. Así, haciendo una lista rápida, se me han ocurrido el mus, que tal vez sea el mayor invento español, la tortilla, que está más o menos a la par, y el poteo y los pintxos por el pueblo los fines de semana. Claro que también está ir al monte los domingos por la mañana, el concurso de sega en fiestas de Arrigorriaga, los kinitos, ir de litros, el talo con chorizo, el dolor de muñecas al hacer el pil-pil, las discusiones sobre cómo quitar las manchas de kalimotxo de la ropa. ¿Cuántos españoles se reconocerán en estas “tradiciones”? Algunos, supongo, no la mayoría.
Es paradójico que me toque hacer esto justo el día después de que un taxista me asegurara que yo no era una verdadera vasca, porque me sentía vasca y española a la vez. Está claro que lo que hay que hacer con los taxistas en esta ciudad es callarse y escuchar, pero ante todo callarse, porque una puede aprender tanto sobre una misma y además se ahorra una úlcera sangrante. Al bajarme del taxi, el señor tachero me dijo que era comunista. Ahí tenemos algo en común, le respondí. Por eso, señor, estaremos de acuerdo en que la lucha entre clases es mucho más importante que la lucha entre pueblos. A lo que respondió algo larguísimo que no pude escuchar porque yo ya había cerrado la puerta y estaba al otro lado de Chacabuco.
Anuncios

4 pensamientos en “España y olé

  1. Yo siempre he pensado que una de las grandes tradiciones españolas más desconocidas es el cocido, las legumbres: la fabada asturiana, el cocido montañés, la alubiada con alubias de Tolosa, los garbanzos con berza, las lentejas con chorizo… La paella sólo es típica del Mediterráneo; las distintas variantes de legumbres se comen en prácticamente todas partes. ¿Por qué no abren restaurantes de cocido por todo el mundo, como abren restaurantes italianos? Yo iría…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s