aitana

Yo nunca había llamado a Cuba. Ni siquiera conocía el prefijo.

“¿Oigo?”, me han respondido. Nunca me habían respondido así al teléfono; desde Cuba.
Al otro lado, en la isla, era Aitana. Aitana niña mía. Aitana Alberti León.
Con María Teresa hemos compartido el auricular para escuchar su acento, argentino y cubano. Sonaba joven y feliz.
Cómo no emocionarse. Estábamos hablando con Aitana, la hija de María Teresa León; la hija de Rafael Alberti. Hablar con Aitana hoy, en medio del espectáculo grotesco que algunos han querido crear alrededor de la figura de su padre, es casi un acto revolucionario. Ha aceptado nuestra propuesta. Es un homenaje a mi madre, ha dicho.
Yo no llego a explicar lo que ha significado.

Aitana Alberti llega ya a Buenos Aires. El 23 de abril participará, junto a Maximiliano Matayoshi, en la lectura continuada del Quijote en representación de Argentina, el país en que nació.
Y yo tendré la inmensa suerte de acompañarlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s