Hace una semana que me mudé. Hace casi una semana que no piso mi antiguo barrio. Me despierto por las mañanas en un espacio que aún no soy yo y todavía no sé bien qué autobús tomar para llegar al trabajo.
El sábado me quedé toda la mañana en casa y cuando salí me encontré con unas calles que, aunque no eran mías, me esperaban. Las hojas se están empezando a caer en Balvanera y éste será, para siempre, mi primer otoño en Buenos Aires.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s